El Don Juan del conocimiento

Nietzsche_by_lukemack

 

Lo que importa no es la vida eterna, sino la vitalidad eterna.

Kant vive con el conocimiento como quien vive con la esposa; duerme con él, durante cuarenta años, en el mis­mo lecho espiritual y, con él, engendra toda una genera­ción alemana de sistemas filosóficos, cuyos descendien­tes viven aún entre nosotros en nuestro mundo burgués. Sus relaciones con la verdad son de un orden puramente monogámico, así como lo son para todos sus hijos inte­lectuales: Schiller, Fichte, Hegel y Schopenhauer; lo que los arrastra hacia la filosofía es una voluntad de orden; una voluntad muy alemana, objetiva, profesional, para disciplinar el espíritu; en modo alguno demoníaca, sino, al contrario, una voluntad que tiende hacia una sistematización del destino. Sienten el amor a la verdad como un amor hondo, duradero y fiel. Pero ese sentimiento está desprovisto enteramente de erotismo y del deseo de con­sumir, de dominar, ya a uno mismo, ya a otros; sienten la verdad, su verdad, como una esposa o bien propio del que no han de separarse hasta la hora de la muerte y al que han de ser siempre fieles. Pero en estas relaciones hay algo que huele a doméstico, a casero, y, efectivamen­te, cada uno de ellos se ha edificado su casa, es decir, su sistema filosófico, para albergar a su amada. Y trabajan con mano maestra el campo de su espíritu, con arado y rastrillo, ese campo que les pertenece y que han con­quistado para la humanidad, arrancándolo de la confusión del caos. Cautelosamente van poniendo, cada vez más lejos, los mojones que marcan el límite de sus conocimientos desde el seno de la cultura de su época, y sa­ben aumentar, con su sudor y su trabajo, la cosecha intelectual.

Sigue leyendo

Michel de Montaigne

michel-de-montaigne-006

Michel Eyquem nace el 28 de febrero de 1533, en el castillo de Montaigne (Périgord), pertenece a una rica familia de comerciantes bordeleses que había sido ennoblecida pocos años atrás. Su padre, Pierre Eyquem mejora su posición económica casándose con Antoinette de Louppes, descendiente de una familia de judíos portugueses. Su padre que había combatido en las guerras de Italia, había sido influido por las ideas humanistas y encomienda la educación de Michel a un preceptor alemán que le enseñará como primera lengua el latín. En 1539, con seis años, ingresa en el colegio de Guyenne en Burdeos donde empieza a aprender francés.

Sigue leyendo

David Hume

hume

David Hume nació en Edimburgo (Escocia) en 1711 en el seno de una familia de la pequeña nobleza escocesa. Se quedó huérfano de padre con tan solo dos años, como hijo menor de tres hermanos tenía escasas opciones de futuro. Por influencia de su familia estudió Leyes en la Universidad de Edimburgo, pero desde el principio su vocación fue para la ‘literatura’ en el sentido más amplio del término. Su vocación unida a la escasez de medios de los que disponía hizo que su carrera como escritor fuera ardua en sus comienzos en los que trataba de buscar la atención y el reconocimiento entres los lectores. Antes de ello trató de iniciarse en el comercio y estuvo un año en Brístol trabajando para un comerciante.

Sigue leyendo

Pedro Abelardo

ELOISAYABELARDO1

“La figura de Pedro Abelardo vuelve a recuperar hoy el perfil exacto que tuvo en su tiempo. Desenterrado del olvido por el romanticismo sentimental, que hizo de él uno de los grandes amantes, su figura aparece hoy como uno de los grandes humanistas, pensadores, dialécticos y teólogos del siglo XII, […] Plenamente inmerso en su siglo, lo rebasa y lo hace avanzar, dándonos la imagen del intelectual, el humanista, el teólogo original e independiente. La imagen romántica de Abelardo va dando paso a la del intelectual provocador e innovador incómodo, lógico sutil y maestro lúcido, siempre en la palestra de las ideas.”[1]

Pedro Abelardo nació en un pueblo llamado Le Pallet, en el ducado de la actual Bretaña francesa. Nacido en el seno de una familia de guerreros, su padre Berengario, quiso que sus hijos siguieran sus pasos. Sin embargo Abelardo, aficionado desde joven al estudio renunció a una vida militar. En palabras de Abelardo[2]: “abandoné el campo de Marte para ser arrastrado hacia los seguidores de Minerva. Y antepuse la armadura de las razones dialécticas a todo otro tipo de argumentación filosófica. Con estas armas cambié las demás cosas, prefiriendo los conflictos de las disputas a los trofeos de las guerras”.

Sigue leyendo

Aristóteles

Aristóteles nació en el año 384 a.C. en Estagira, en la península Calcídica, perteneciente entonces al Reino de Macedonia. Proviene de una arraigada tradición médica, pues sus padres procedían ambos de familias de médicos. Su padre, Nicómaco, fue médico del rey Amintas III de Macedonia, y abuelo de Alejandro Magno, este hecho explica su relación con la corte real de Macedonia, que tendría una importante influencia en su vida. Es de suponer, aunque carecemos de datos expresos al respecto, que Nicómaco llevaría consigo a Aristóteles a Pella, a la corte de Macedonia donde éste pasaría parte de su infancia y su primera juventud, este hecho podría haber hecho entablar amistad con Filipo, hijo de Amintas y futuro rey de Macedonia, ambos muchachos eran de la misma edad. El oficio de su padre, puede que influyera de alguna manera en los intereses intelectuales de Aristóteles, que ya de temprana edad, mostró un especial interés por la observación de la naturaleza, los procesos biológicos; y un afán por conocer y clasificar especies de vegetales y animales.

Sigue leyendo

Platón

Platón fue discípulo de Sócrates, y fue un gran filósofo griego y posiblemente de todos los tiempos. Nace en el 427 a.C. y muere, a la edad de ochenta años, en el 347 a.C. Es ateniense y de muy buena familia; su padre se llamaba Aristón (hacía remontar su ascendencia hasta Codro, último rey de Atenas) y su madre Perictione (Περικτιόνη) hermana de Cármides y sobrina de Critias, dos personajes que figuraron entre los oligarcas en 404-402, estaba emparentada con Solón. Es sabido que originariamente se llamaba Aristocles, y que sólo después se le dio el nombre de Platón, aludiendo a su robusta espalda.

Sigue leyendo

Sócrates

Sócrates nació en torno al 470 a.C. Sus padres fueron Sofronisco y Fenaretes, de la tribu antióquida y del demo de Alópeke. Su padre se dice se dedicó a labrar la piedra, mientras que su madre era comadrona. Lo cierto es que Sócrates tuvo que pertenecer a una familia no muy pobre, pues durante su vida sirvió varias veces en el ejército en la calidad de hoplita, y para prestar tal servicio hubo de heredar un patrimonio suficiente. Su comportamiento en combate fue excepcional.

Sigue leyendo