Utopía

Una utopía es un proyecto, idea o sistema optimista que aparece como irrealizable en el momento de su formulación. Cuando pensamos en el término utopía nos solemos remontar a Platón y la ciudad de los filósofos que es expuesta por Platón en la República y en las Leyes como así lo harían Moro, Campanella o Bacon (referentes del género utópico en el Renacimiento). El origen etimológico del término, por el contrario, no aparece en Platón sino en Tomás Moro (Utopía será el nombre que Moro da a la isla donde tiene lugar su obra), pero no fue concretado por Moro siendo posible así un juego de significados que provienen ambos del griego. Por un lado, tendríamos οὐτοπία (οὐ, no; τόπος, lugar) y por otro, εὐτοπία (εὐ, buen; τόπος, lugar). Se tomará, finalmente, utopía (οὐτοπία) como lugar imaginario o, siendo más literal, ‘no hay tal lugar’.

La utopía de Platón es su república ideal, es su ‘no hay tal lugar’ pero ‘puede haberlo’, la utopía según la visión de Platón no sería algo imaginario o quimérico sino una posible organización (la más perfecta según su pensamiento) para la realidad, es decir, para la sociedad o república. Pero ya Aristóteles en su Política criticará la irrealizabilidad de la república ideal de Platón, y por tanto, dotándole su aspecto utópico con el que pasará a la historia y en las que se basarán Moro, Campanella y Bacon. Además de la República de Platón podemos encontrar antecedentes de otras ideas utópicas en el pensamiento antiguo como el jardín de Gilgamesh, la Edad de Oro en los mitos de Hesíodo, la isla de la Inscripción sagrada de Evémero o la novela utópica de Yambulo (otra de las fuentes que utilizarán Moro y Campanella para sus utopías), esta última de gran consideración por su papel histórico como el último inventor de utopías de la tradición helénica.

El Renacimiento puede caracterizarse por un verdadero auge de las artes y las ciencias, pero es relevante destacar también los importantes cambios sociales y económicos que tuvieron lugar y que trajeron consigo enormes desigualdades entre los distintos miembros de la sociedad. En la conciencia de los pensadores de la época, conscientes de estas desigualdades, crece un impulso de revelarse contra la realidad de su tiempo y tratarán de establecer una racionalización de la organización social y económica que elimine una gran parte de estas desigualdades. Luis Vives escribe: “a causa de las continuas guerras que, con increíble fecundidad, han ido naciendo unas de otras, ha sufrido Europa tantas catástrofes que casi en todos los aspectos necesita una grande y casi total restauración”. Esta situación desfavorable que estaba viviendo Europa y que necesitaba de una urgente reforma será una de las condiciones que dieron lugar a que en las mentes de los pensadores de la época apareciera la concepción de una nueva visión distinta de la que se vivía.

Sin embargo, un factor que tuvo más relevancia para que en el Renacimiento tuviera lugar un florecimiento del género utópico se debe al descubrimiento de América por parte de Cristóbal Colón. Este hecho es el factor principal para el desarrollo de las utopías de Moro, Campanella y Bacon. El Nuevo Mundo suponía todo un abanico de posibilidades que se abría paso ante las mentes de los europeos, desataba la imaginación de los pensadores de la época. Era todo un mundo nuevo por explorar y conocer, que suponía un lugar donde ser puestas en práctica muchas de las ideas utópicas que se podían pensar o plantear.

El historiador Silvio Zavala en su obra La Utopía de Tomás Moro en la Nueva España (1937) remarca la importancia que tuvo la obra de Moro en el Nuevo Mundo. Además, este historiador, demuestra que las Reglas y Ordenanzas, así como toda la organización comunal de los hospitales-pueblo de Santa Fe que funda Vasco de Quiroga, estuvieron inspiradas, sin duda alguna, en Utopía de Tomás Moro, añade también que esto lo hace con plena conciencia de intención práctica. En esta obra, Zavala añade que Utopía de Moro es la primera utopía que es ensayada en la práctica, además de la primera ejecutada en suelo americano.

Podemos encontrar una serie de similitudes entre las distintas utopías. Un factor común que encontramos en estas obras es que su relato ocurre en una isla perdida y aislada en el basto océano, esto favorece su hermetismo y da pie a la imaginación. Sin embargo las similitudes relevantes radican en la función que tienen generalmente las utopías. Son proyectos imaginarios que establecen una realidad ideal, unas teorías que forjan un camino para conseguir una situación ideal, la más perfecta, según el autor. Al igual que contienen un carácter de crítica social de la época que están viviendo, este hecho se puede ver de forma más contundente en la obra de Moro, pero sin duda buscan una sociedad más justa y feliz, una sociedad muy alejada de las que se dan en la época de los autores y por ello proponen su visión (o más bien su solución) a ese problema, y este acto de crítica y de proponer una realidad distinta conlleva una posibilidad práctica, es decir, que pudiera llegar a ser cierta en un futuro.

En contraposición a estas utopías podemos encontrar lo que actualmente se conoce como distopía o antiutopía (tipo de utopía que se caracteriza por dotar a la utopía de un carácter pesimista o perverso y que transcurre en una realidad totalmente opuesta a lo que sería una sociedad ideal). Este concepto surge a finales del siglo XIX y principios del XX para ilustrar ciertas novelas de ciencia ficción que muestran la decadencia de las civilizaciones. Es destacable el hecho de que, si para las antiguas utopías, como Nueva Atlántida de Bacon, la técnica se muestra como una forma de progreso y de conseguir cosas nuevas para mejorar la vida humana, en estas distopías surgidas en los últimos años esto se convierte en un devastador peligro. Además estas distopías muestran un futuro próximo horrible por culpa de la técnica que el mismo progreso ha forjado. Algunos ejemplos de distopía son 1984 de George Orwell, Un mundo feliz de Aldous Huxley o Fahrenheit 451 de Ray Bradbury.  

Anuncios

Un pensamiento en “Utopía

  1. Eowyneta dice:

    Hola. No se si te ha llegado el aviso de que han copiado tu contenido en esta página web sin hacer el correspondiente ping back: http://yoevoluciono.com/2012/12/03/utopia-2/ Te aviso porque a mi me ha pasado lo mismo y me he enterado gracias a que tenía un link a un post mío anterior. Para que puedas comprobarlo: http://yoevoluciono.com/2012/12/04/la-radio-de-darwin-de-greg-bear/ y el mío http://eglath.wordpress.com/2012/11/21/la-radio-de-darwin-de-greg-bear/. Estoy a favor de compartir información pero siempre citando la fuente original, así que te aviso por si quieres poner una queja. Voy a ir avisando a más blogueros que pueden haberse visto afectados. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s